Demasiada pasión por lo suyo: Omar Rodríguez-López

16 Jul

Nueva sección en la que veremos a personajes que llevan su pasión a límites extremos. En esta primera entrega: Omar Rodríguez-López de The Mars Volta

Omar Rodríguez-LópezInauguramos esta sección inspirada en Muchachada Nui con uno de los artistas más inquietos del panorama actual: Omar Rodríguez-López.

Omar Alfredo Rodríguez-López nació un 1 de septiembre de 1975 en Puerto Rico. Músico y compositor de múltiples grupos, entre las que destacan At The Drive-In, De Facto y The Mars Volta, en los que coincidió con Cedric Bixler-Zavala, la persona que más ha soportado sus excentricidades, sin ser familiar, hasta que se cansó.

Pese a nacer en Puerto Rico, Omar Rodríguez-López creció en El Paso (Texas) en una familia adinerada, donde conoció a Cedric Bixler-Zavala. Antes de la mayoría de edad, el bueno de Omar decidió irse a conocer mundo en modo perroflauta ya que estaba cansado de su modo de vida. Después de vivir de mochilero, comer lo que le daban, ponerse como las grecas con todo tipo de drogas, dormir en la calle en bancos tapado por periódicos y un largo etcétera, Omar llamó a su amigo Cedric para que le mandara dinero y así poder volver a El Paso. Fue así como se unió al grupo de su amigo Cedric llamado At The Drive-In en 1993.

Los dos amigos se entendían perfectamente, no les hacía falta comer sardinas para beber agua. Tanto era su entendimiento que en el momento de más auge de la banda en 2001, decidieron dejarla y formar otra para experimentar con otro tipo de sonidos. Fue así como nació De Facto.

El experimento no salió del todo bien, entre otras cosas porque Cedric, cantante hasta la fecha, se ocupo de tocar la batería. Además, como no podían parar de crear, decidieron dar una vuelta de tuerca a la experimentación musical y crearon, junto a Eva Gardner (que no Ava) el mítico grupo, ya desaparecido, The Mars Volta para poder plasmar todas las mierd… cosas geniales que tenían en la cabeza.

Para que os hagáis una idea de la capacidad de creación de esta pareja, el nombre del grupo viene de la unión de su pasión por la ciencia ficción y del director de cine Federico Fellini que utilizaba la expresión ¡Volta! para los cambios de escena.

El resultado fue asombroso. Un grupo musical incatalogable e imprescindible para cualquier amante de la música que se precie. Su primer disco, “De-Loused in the Comatorium” producido por Rick Rubin, es un disco conceptual que cuenta un hecho vivido por la pareja (esto se repetirá a lo largo de su discografía) aunque con algunos cambios.

Un amigo de Cedric llamado Julio Venegas, entró en coma tras una sobredosis de heroína. Estuvo en coma durante mucho tiempo y al salir se quedó con secuelas y deformidades (tenía un brazo deforme debido a veneno de ratas), por lo que decidió acabar con su vida tirándose desde un puente en El Paso.

En “De-Loused in the Comatorium” cuentan la historia de Julio bajo el pseudónimo de Cerpin Taxt, un adicto al veneno de rata y la heroína. En las primeras canciones nos narran la historia del personaje antes del accidente, siguiendo con la experiencia vivida durante el coma para terminar contando su suicidio en la preciosa canción “Televators”.

Pero si parece raro que el album debut de un grupo cuente como se suicida una persona, ahí no queda la cosa. Y es que el mundo que rodea a Omar Rodríguez-López es muy esotérico. El disco fue grabado en California, en la casa de Harry Houdini en Laurel Canyon. Mansión que se cree está embrujada y que es usada por muchos grupos para buscar inspiración durante las grabaciones. La leyenda negra de Omar continua con la muerte por sobredosis de Jeremy Michel Ward, técnico de sonido en la grabación de “De-Loused in the Comatorium”.

“Frances the Mute”, segundo disco de la banda de Omar, cuenta la historia de un diario que fue encontrado en la parte trasera de un Taxi por el técnico de sonido, anteriormente citado por su muerte, Jeremy Michael Ward. Los nombres de las canciones son los personajes que aparecen en el diario (aunque la discográfica dividió el disco de otra manera) y en el que se incluyen muertes, asesinatos y la búsqueda de una madre por parte de su hija abandonada…

No es un secreto que Omar utiliza recursos como las drogas, la muerte y lo sobrenatural para inspirarse a la hora de componer, como queda reflejado en su música lisérgica, aunque el propio Omar dice que su principal inspiración a la hora de componer es… el director de cine alemán Werner Herzog (Aguirre, la cólera de Dios). ¡Tócate los cojones Mariloles! 

En su siguiente disco “Amputechture”, la muerte y lo esotérico se apoderan por completo de la banda. Con múltiples referencias a las religiones, Dios, Satán, la muerte e incluso San Juan de la Cruz. No puedo dejar pasar una joya que habla de monjas poseídas llamada “Asilos Magdalena”, inspirada en instituciones mentales al más puro estilo American Horror Story: Asylum y en las atrocidades que allí se cometían.

Fue precisamente en la gira del “Amputechture” cuando se produjo el auténtico CATACROCKER de Omar. Y es que estando de viaje en Jerusalén, encontró en una tienda una ouija que le regalo a Cedric. Hay gente que regala imanes para la nevera cuando va de viaje y otras que regalan ouijas. Pues bien, resulta que entre concierto y concierto, los miembros del grupo jugaban a la ouija. En esas sesiones diarias, se les aparecía repetidamente un espíritu llamado Goliath que les pedía hacer cosas amenazándolos con represalias en caso de no realizarlas. Esta mala costumbre les llevó a que sucedieran cosas extrañas, que la banda denominaba como una racha de mala suerte: pérdidas de grabaciones, inundación en la casa de Omar, Cedric tuvo que ser operado de un pie por los zapatos que usaba, incluso uno de los técnicos dejó la banda por un colapso nervioso debido al miedo. Por lo que Omar siguió un rito para romper la ouija y esconderla para que nadie la encontrara, además pidió que jamás se volviera a hablar de lo que el espíritu les pedía en esas sesiones. Todo esto quedó reflejado en el siguiente disco llamado “The Bedlam in Goliath”.

Como muestra de lo que les pedía hacer el espíritu están las ruedas de prensa que realizaban con máscaras de demonios o el videoclip de la canción “Goliath”, en el que la banda hace un playback descompasado con Cedric disfrazado de… de… bueno, disfrazado.

Varios discos después y muchas paranoias más, Cedric Bixler-Zavala decidió en 2013 poner fin a esta relación enfermiza con Omar Rodríguez-López, pero musicalmente genial, disolviendo The Mars Volta. El motivo era la hiperactividad de Omar. Y es que esta criatura no puede parar de crear, tiene nada más ni nada menos que 28 discos en solitario de estudio, más 2 directos y un recopilatorio. En 2013, por ejemplo, publicó 4 discos de estudio. Incluso Wikipedia tiene su propio anexo para contabilizar su proceso creativo.

Pero eso no es motivo para dejar de componer, ya que la criatura siguió trabajando en los grupos Bosnian Rainbows, Kimono Kult, Apolo y por supuesto El Grupo Nuevo de Omar Rodríguez-López. Pero el enfado le ha durado poco a Cedric ya que tienen un nuevo proyecto juntos llamado Antemasque.

¿Cuanto tardará Omar Rodríguez-López en hacer otra vez catacrocker?

Fuentes: Programa de radio Cara B y Wikipedia
Resumen
Demasiada pasión por lo suyo: Omar Rodríguez-López
Título
Demasiada pasión por lo suyo: Omar Rodríguez-López
Descripción
Nueva sección en la que veremos a personajes que llevan su pasión a límites extremos. En esta primera entrega: Omar Rodríguez-López de The Mars Volta
Autor
A %d blogueros les gusta esto: