28
Nov
2013

Streeter vs Amir: Guerra de bromas

guerra de bromas¿Alguien recuerda cómo era internet antes de YouTube? A mí, personalmente, me cuesta concebir tal idea. YouTube es una auténtica mina de cosas curiosas, y lo mejor es lo que uno se encuentra por casualidad, saltando de vídeo en vídeo. En una de éstas, me topé con una serie de vídeos en los que dos colaboradores de la web CollegeHumor.com se van picando a base de bromas, subiendo cada vez el listón un poco más hasta llegar a una auténtica guerra de bromas. No es ninguna novedad, ya que los vídeos tienen varios años, pero intuyo que toda la serie le puede resultar desconocida a mucha gente, de modo que procedemos a comentarla.

Streeter vs Amir, round 1.

Todo lo que vendrá después tiene como origen algo tan sencillo como que Amir acostumbra a coger canciones del iTunes de Streeter, sin darse cuenta de que se pone a canturrearlas en voz alta, lo que resulta bastante molesto. Tras tres semanas con la misma canción una y otra vez, Streeter está un poco harto del tema, así que decide meter en mitad de la canción un documento sonoro perturbador: una grabación de él con una ex-novia en plena faena. Otra cosa no, pero desde luego consigue que Amir deje de tararear durante un rato.

Amir vs Streeter, round 1.

Amir contraataca haciéndose pasar por una grouppie de la página que lo encuentra muy gracioso y atractivo y que quiere quedar con él, dejando caer de manera bastante explícita que puede haber lo que Chiquito de la Calzada denominaba «la caidita del Imperio Romano». Quedan en una cafetería y, como ya supondréis, la muchacha digamos que se hace esperar.

Streeter vs Amir, round 2.

Tras tener que aguantar la mofa, la befa y el escarnio de Amir a la salida de esa cafetería, Streeter comienza a planear su venganza. Le hace llegar a través de uno de sus amigos un presunto anuncio de un casting en el que se busca a un cómico que haga una serie de imitaciones absurdas en las que Amir va a quedar irremisiblemente en ridículo. La carita de Amir al ver a todos sus compañeros disfrutando de la proyección del vídeo de su audición compensa con creces los minutos de imitaciones sin gracia que la preceden.

Amir vs Streeter, round 2.

Si Streeter entró en materia profesional, Amir no iba a ser menos, así que decidió infiltrarse en la noche de micros abiertos de un club de cómicos en el que Streeter iba a actuar para decirle al público que no se rieran mientras éste estuviera en el escenario. Cuando además empiezan los abucheos, Streeter no se lo acaba de tomar bien.

Streeter vs Amir, round 3.

Si Amir hizo que Streeter pensara que era un mal cómico, Streeter procede a vengarse haciéndole creer que se le ha presentado una gran oportunidad en forma de papel para la tele pero que, una vez en Los Angeles, todo el equipo de rodaje piensa que apesta como actor. Amir no se lo toma muy bien, mostrando un mal perder impropio del fair play que hasta ahora había imperado al negarse a reconocer su derrota (todo ello con una cara y una voz que apuntan a echarse a llorar de un momento a otro).

Amir vs Streeter, round 3.

Turno para Amir, que lleva las cosas a un nuevo nivel de crueldad. Sabiendo que Streeter y su novia van a ir a un partido de los Yankees, Amir mete un topo en la fila superior para que los grabe mientras, tras recibir varios enigmáticos mensajes de texto de felicitación de varios de sus amigos, una propuesta de boda vía jumbotron (algo tan americano como las barras y las estrellas) sorprende más al que la «realiza» que a la que la recibe.

Streeter vs Amir, round 4.

Tras un lapso de tiempo de un año y medio en el que, sorprendentemente, Amir y Streeter continuaron siendo amigos, Streeter decidió que su turno había llegado. Amir había llevado la batalla a los recintos deportivos, y allí respondió también Streeter con la que, a mi juicio, es la mejor broma de todo este intercambio: el «azar» decide que sea Amir quien salga en el descanso a hacer el típico tiro desde el centro del campo, sólo que en esta ocasión tendrá que realizarse con los ojos vendados. Streeter tiene una interesante charla con la gente de la grada mientras Amir está firmando el contrato en las tripas del pabellón y…

Amir vs Streeter, round 4.

Amir lanza el, hasta ahora, último ataque de la guerra de bromas. Una compañera de trabajo envía un correo electrónico colectivo sugiriendo la posibilidad de que todos los del curro vayan a hacer skydiving y, bueno, el resto ya os lo imagináis:

Han pasado cuatro años desde entonces, y las hostilidades parecen haber alcanzado un alto el fuego permanente. Sin embargo, uno no puede evitar pensar que, si fuera Amir, no podría dormir tranquilo ni dentro de 20 años cuando ambos sean señores de mediana edad.

A falta de nuevos capítulos, ¿a quién daríais como ganador en la guerra de bromas?
Resumen
Streeter vs Amir: Guerra de bromas
Título
Streeter vs Amir: Guerra de bromas
Descripción
Si eres un cachondo mental y te encanta vacilar a tus amigos, no te pierdas esta guerra de bromas que harán que te partas el ojal
Autor
A %d blogueros les gusta esto: