Los 90, JJ.OO. de Barcelona (CQNHSV II)

30 Abr

Los Juegos Olímpicos de Barcelona, punto de inflexión para el deporte español y el acontecimiento de mayor relevancia de toda la década de los 90.

Una nueva entrega de Cosas que nos hacen sentir viejos, en esta ocasión veremos como el deporte tiende a ser una referencia temporal bastante recurrente para los que somos aficionados y nos hace plantearnos la cantidad de tiempo que ha transcurrido desde algunos hechos particularmente significativos de la década de los 90. Recordaremos los Juegos Olímpicos de Barcelona, de gran calado para toda una generación que fue magníficamente rememorado en el Informe Robinson. Veamos:

Unos JJ.OO. para el recuerdo de los 90

Unos JJ.OO. memorables.

Los JJ.OO. de Barcelona tuvieron lugar hace casi 21 años. O, lo que es lo mismo, los recién entrados en la veintena ni siquiera habían nacido cuando tuvieron lugar estos Juegos. De hecho, hablamos de que la inmensa mayoría de la gente de hasta 25 años apenas tendrá algún recuerdo real de lo que allí sucedió. ¿Y qué sucedió allí? Pues cosas como las siguientes:

Once leyendas y un Laettner, de lo mejor de los 90

Once leyendas y un Laettner.

Para esa gente de menos de un cuarto de siglo, la convivencia FIBA-NBA es “lo normal”, así como la presencia masiva de jugadores internacionales en la liga profesional americana. Gente así de mayor y de adulta no recuerda cuando la NBA era, literalmente, otra galaxia. El Dream Team, ese icono de la historia del baloncesto, es conocido de oídas por toda esa generación (para quienes lo vivieron y para quienes no, es de recomendabilísimo visionado el documental producido por la NBA para celebrar su vigésimo aniversario).

¿España ganando? WTF los 90 cambiaron las reglas del juego

¿España ganando? WTF

Acostumbrados a hacer el canelo, fue todo un acontecimiento que una selección española fuera capaz de alzarse con el oro. Dile eso a un chaval de 18 años (recordemos, ya mayor de edad) y te mirará como a un viejo excéntrico. Se juntó una generación de jugadores bastante apañada para lo que hasta entonces habíamos tenido (los Guardiola, Kiko, Alfonso, Cañizares, Luis Enrique…). Nosotros, esa generación cuya adolescencia o juventud transcurrió en los 90, hemos visto pasar por delante de nuestros ojos (ya plenamente conscientes) las carreras completas de todos ellos. Repito, hemos sido testículos testigos con pleno uso de razón de carreras profesionales completas de jugadores que ni siquiera están recién retirados.

En dos palabras: jo-der

En dos palabras: jo-der

La victoria de Fermín Cacho en los 1500 fue una de las grandes imágenes de los JJ.OO. y de la historia del deporte español en general. Sí, vale, 20 años no pasan en balde para nadie, pero hay envejecimientos y envejecimientos, y el del bueno de Fermín es de los que hacen daño.

Algunas cosas no cambian: en tierra jugamos en casa

Algunas cosas no cambian: en tierra jugamos en casa

En tenis, consiguieron medalla Arancha Sánchez Vicario, Jordi Arrese y el doble femenino, pero eso es relativamente intrascendente para lo que nos ocupa. Lo realmente impactante es que jugadores ya retirados y de relevancia extinguida hace eones como Carles Moyá, Juan Carlos Ferrero, Albert Costa o Àlex Corretja ni siquiera habían hecho su debut profesional en aquel momento. Traducido: en esos JJ.OO. que aún percibimos como razonablemente cercanos, ni siquiera habían empezado a jugar esos grandes jugadores que hace ya bastante que desaparecieron del mapa.

Y con esto terminamos este pequeño repaso de aquella legendaria cita olímpica. ¿Recordáis algún otro detalle que no haya sido mencionado y que pueda venir al caso? La sección de comentarios es vuestra.

  • Pingback: Los 90, JJ.OO. de Barcelona (CQNHSV II)()

  • Mira si estos juegos me hacen sentir viejo, que yo viví mis primeros años (de los que tengo memoria) al lado del descampado donde más tarde se alzaría el Pabellón Olímpico de Badalona, donde jugó el Dream Team y los comparsas (el último gran ridículo de aquella selección española que logró la plata en Los Ángeles ’84, sí, toma viejunismo). En mi memoria, aquel recinto era un enorme vacío de tierra y hierbajos, y lo más parecido a la alta competición era el canódromo de al lado.

    • Demian

      Pues sí, aquello parecía el Teatro Manuel de Falla, con tantas comparsas. Gracias por comentar, Hugo.

A %d blogueros les gusta esto: